Misiones y Cooperación
Carlos Bollatti - Presidente de ABA
ampliar tamaño reducir tamaño
Es muy difícil entender a una iglesia bautista sin un espíritu misionero y cooperativo. Es imposible entender una organización fraternal bautista como la ABA sin un claro compromiso con las Misiones y desde la relación fraternal y de confianza de las iglesias que la integran la cooperación para que en forma práctica se pueda se pueda desarrollar un programa misionero.

Con el tiempo hemos intentado crecer en el concepto de la misión integral de la iglesia, pero eso no nos ha hecho perder nuestro espíritu misionero pionero de llevar la buenas nuevas de salvación a lugares en donde hay personas que no lo han escuchado o por lo menos no lo han entendido claramente para tomar una decisión por Cristo.

En nuestra última asamblea, el Señor nos desafío a cooperar en el trabajo misionero y tuvimos delante nuestro una posibilidad que en el momento de implementarse vimos que no era el lugar en donde debíamos involucrarnos (ya había un importante testimonio evangélico), pero seguimos con la inquietud y la expectativa de trabajar juntos en las misiones.

De manera natural surgió la posibilidad de mirar la Patagonia como un campo misionero en el cual trabajar. Muchos pequeños pueblos con no muchos habitantes se desparraman por grandes extensiones de tierra, pero en cada uno de ellos hay personas que necesitan de Cristo y que si no las alcanzamos se perderán eternamente. Cercana a esa zona hay algunas iglesias que son parte de la ABA y otras que aunque no forman parte de nuestra Asociación comparten entre otras muchas cosas el deseo desde mucho tiempo de alcanzar algunos a estos pueblos y ciudades. Por esto es que hace unos días viajamos con nuestra Coordinadora y Promotora de Misiones, nuestra querida Misionera Alba Montes de Oca para encontrarnos con un precioso grupo de pastores de la Patagonia y surgieron algunos planes que Dios mediante se podrán ir concretando. Estos planes incluyen una primera etapa de apoyo al programa misionero de la Iglesia de Esquel colaborando con una joven misionera que es oriunda de la Iglesia de Lomas de Zamora y una segunda etapa abriendo obra en algunas ciudades o pueblos que están en el corazón de algunos de los pastores e iglesias desde hace un largo tiempo.

El desafío del Señor está, ¿Cómo va o vas a participar? ¿Cómo su iglesia va a cooperar?. Pronto recibirán información y oportunidades concretas para sumarse. Pero en principio le pedimos que este orando por todo este proyecto que se inicia, por quienes serán los obreros, por los recursos y por comprender cual es su parte en esta tarea.

Que el Señor nos bendiga.